Confianza y seguridad, las claves de los microcréditos online

Confianza microcréditos
2016.10.11

 

 

Una de las principales preocupaciones que tienen todas aquellas personas que se deciden a apostar por los microcréditos como método de financiación es el de la seguridad. En este sentido, puesto que la mayoría de las empresas que los conceden operan por Internet, resulta imprescindible enviar los datos personales del interesado a la compañía a través de este medio, lo que genera un buen número de dudas a tenor de las noticias que todos los días salen a la palestra sobre el robo de información online.

 

Cómo saber que un portal de microcréditos online es seguro

Las empresas cuyos principales productos son los microcréditos online saben que generar confianza es vital para atraer a los clientes. Por ello, suelen poner todo lo que está en su mano con el propósito de ofrecerles las máximas garantías al respecto. De hecho, lo más habitual es que sigan las recomendaciones dictadas por la AEMIP, es decir, por la Asociación Española de Micropréstamos, la cual establece una serie de medidas de seguridad que pueden ser consultadas también por los interesados.



En este sentido, lo primero que debería mirar una persona interesada en conseguir un microcrédito a través de Internet es si, en la parte superior de su navegador, justo al lado de donde se escribe la URL o dirección web de destino, aparece el icono de un candado verde. Si es así, puede tener la garantía de que está navegando en un entorno seguro que protege sus datos personales. Por su parte, también es importante que dicha dirección web empiece por 'https' en lugar de por 'http' ya que esto indica que el portal posee un protocolo de seguridad mejor.



La apariencia del diseño web, si bien es cierto que no es un factor completamente fiable, también suele tener relación con la fiabilidad de la empresa que se ofrece a conceder el microcrédito. Por lo general, las webs mal estructuradas o que son poco intuitivas generan desconfianza entre los usuarios. En este sentido, la intuición también debe ser un factor al que debe hacer caso el interesado pues a veces es la mejor consejera.

 

Por qué es tan importante salvaguardar la información relacionada con los solicitantes de microcrédatos

La Ley Orgánica de Protección de Datos establece una serie de obligaciones de las empresas respecto a la manipulación que hacen de la información que les proporcionan sus usuarios. Esto se debe, fundamentalmente, a que cuando se transmiten datos personales a través de Internet, si no se establecen los protocolos y criterios de seguridad adecuados, es posible ser susceptible de robos.



El robo de información personal suele ser llevado a cabo con la intención de proceder a suplantar la identidad de los usuarios. El objetivo de cometer este delito tipificado por la ley no es otro que el de solicitar un microcrédito, quedarse con el dinero y hacer que sea otro el que tenga que responsabilizarse de su devolución. Según muestran las estadísticas, la mayor parte de las suplantaciones que ocurren en España son llevadas a cabo por familiares cercanos a la víctima ya que las webs especializadas en este tipo de servicios financieros toman tales medidas de seguridad que el 'hackeo' y robo de los datos es prácticamente imposible.

 

Las empresas también tienen intereses en la protección de los datos





Las entidades financieras dedicadas al sector de los microcréditos son muy exigentes con la seguridad de los datos por razones que a ellos también les atañen. Por ejemplo, en el proceso de evaluación de la solicitud, estas no solo miran si el interesado es económicamente solvente de cara a la devolución de la cantidad prestada, sino que también tienen la obligación por ley de combatir el lavado de capitales y el fraude. De hecho, de no hacerlo, pueden tener que hacer frente a fuertes multas por parte de la administración.

 

Instantor, la herramienta que nos ayuda a garantizar la seguridad de los datos en Creditomóvil





Los dos grandes beneficios que ofrecen los microcréditos online es que se conceden en muy poco tiempo y que necesitan muy pocos documentos para conseguir la aprobación de la solicitud. Evidentemente, para conseguir ofrecer a nuestros clientes estos atractivos es imprescindible que tengamos a nuestra disposición la mejor de las herramientas de verificación de la identidad. En este sentido, ninguna mejor que Instantor.



En Creditmóvil confiamos en Instantor porque nos permite verificar la identidad de las personas que solicitan nuestros servicios sin que ellos tengan que enviarnos a nosotros ningún documento. Es decir, se trata de un tercero que colabora con nosotros pero que no tiene nada que ver con nuestra empresa. Además, garantizan la destrucción de los documentos proporcionados una vez finalizada la transacción.



Por su parte, el usuario puede tener la garantía de que el tratamiento que hace Instantor de sus datos es completamente seguro. Y es que, en este sentido, a pesar de que podemos acceder a la información, no podemos modificar ningún datos ni mucho menos efectuar una operación bancaria. Además, los datos a los que permite acceder hacen referencia en exclusiva a los últimos 12 meses, es decir, estrictamente exigido por la ley.

 

Cuanta más competencia, mejor





En Creditmovil sabemos perfectamente que, en el sector de los microcréditos online, la competencia es feroz, lo que nos empuja a superarnos cada día y a ofrecer lo mejor a nuestros clientes. A este respecto, Instantor puede considerarse como la tecnología más avanzada del momento en materia de seguridad financiera, lo que genera una gran dosis de confianza en nuestros usuarios.



En definitiva, es evidente que el tratamiento de los datos es una de las mayores preocupaciones de las personas que se interesan en la contratación de microcréditos online, razón por la cual nos hemos encargado de poner todo lo que está en nuestra mano para brindarles la confianza que necesitan. Y es que, además de operar en un entorno seguro tal y como dictan las normas de la AEMIP, trabajamos con Instantor para demostrar que nuestro único propósito es el de brindar un servicio de la mayor calidad posible.